Por / 17th mayo, 2018 / Destinos / Off

La Finca La Jorará está ubicada a tan sólo 10 kilometros de Palomino en La Guajira (La Jorará aún hace parte del departamento del Magdalena). Se puede llegar fácilmente en bús público o también por medio de transporte privado el cual nuestros viajeros pueden solicitar directamente en la finca.  Palomino es uno de los destinos de moda en Colombia actualmente y estando en La Jorará es una visita obligada. Palomino es un pequeño pueblo pequeño de calles sin pavimentar (solo hay una calle pavimentada), restaurantes, tiendas y bares. El punto culminante y principal es el gran tramo de playa. Aquí nuestros viajeros podrán relajarse y broncearse bajo las palmeras (cuidado con los cocos que caen!), disfrutar de una buena cerveza fría, escuchar música relajada en los bares de playa y tomar un baño en el mar. Si deseas un poco más de acción podrías alquilar bodyboards, ir a dar un paseo a pie o en caballo, surfear o ir hasta a la desembocadura del rio Palomino donde el agua dulce y salada hacen parte del mismo paisaje, creando un entorno muy especial. Temprano en la mañana si el día está despejado, los viajeros podrán apreciar los picos nevados de la Sierra Nevada de Santa Marta contrastando con el azul del cielo.

Estando en Palomino sus viajeros también podrán ver e interactuar con los indígenas de las comunidades que habitan la sierra nevada desde hace siglos, vestidos en su ropa blanca tradicional. Si no eres el tipo de viajero que le atrae la idea de pasar todo un día en la playa y quieres conocer más sobre las tribus indígenas de la Sierra, es posible realizar una experiencia de senderismo hasta llegar a unos de los pueblos Kogui. Allí se podrá experimentar su forma de vida, conocerás historias sobre creencias culturales y tradiciones, hasta conocer las casas donde viven, las cuales conservan el estilo de construcción de hace cientos de años.

Para llegar a los pueblos se tendrá que caminar o tomar una motocicleta a través del espeso bosque de la Sierra Nevada. En el camino se pueden detectar cientos de aves, algunas de ellas endémicas en esta región. Muchas plantas y árboles que llevan frutas tropicales adornan y oxigenan el paisaje. Atrévete a vivir esta auténtica experiencia de naturaleza y cultura. En La Jorará estaremos felices de coordinar todas estas actividades para nuestros viajeros.